colorimetria.jpg

Hola! Gracias por pasar por acá! Esto de andar escribiendo un blog me parece de lo más divertido, pero claro, tiene sus dificultades, sobre todo porque siento que tengo mucho para decir, y ordenarlo se me complica un poco (supongo que ya iré aprendiendo).

Después de darle muchas vueltas, decidí que lo mejor para inaugurar esta nueva comunicación con vos, era empezar contando de qué se trata lo que hago, que es justamente el tema central de esta página.

Cuando digo que soy asesora de imagen me pasan dos cosas, una, que la gente no sabe bien qué se supone que hago y dos, que aunque no sepan que hago, asumen que es un servicio para «determinadas personas». Esas «determinadas personas» varían según quién pregunta, hay quienes creen que es para celebrities, otros, que es algo que únicamente necesitan los políticos y lo más escuchado, que es un lujo que sólo se pueden dar las personas con dinero.

Empiezo por contestar lo primero: Qué hago? En pocas palabras, ayudo a las personas a hacerse amigas de sus espejos.

   Cómo? Las ayudo a reconocer su cuerpo analizando su forma y proporciones, vemos qué es lo que gusta, lo que no… me cuentan quiénes son y qué hacen, qué hay en su ropero y por qué. Con tooooda esa información, juntas creamos esa imagen que la persona quiere proyectar y le brindo las herramientas para poder reproducirla cada mañana. 

   Quién necesita un asesoramiento de imagen? Cualquiera que tarde más de 3 minutos en decidir qué vestir, cualquiera que repita que no tiene nada que ponerse ante un ropero repleto, todos los que se miran al espejo y no les gusta lo que ven, o en alguna ocasión especial, quieren brillar más que nunca. 

Una sesión de asesoramiento es un mimo. Un momento de disfrute en el que se aprenden (para resumirlo de una manera sencilla) tres cosas que todo el mundo piensa que sabe hacer, pero que no es tan así: 1. A usar un espejo 2.  usar un ropero y 3. a comprar lo que va a guardarse en ese ropero y verse en ese espejo (aunque no necesariamente salgamos de compras en la sesión).

Es un lujo para personas con dinero? No, para nada, sucede que tal vez no conocés a tanta gente que haya hecho una sesión con una asesor, en cambio, todo el mundo va a la peluquería, a hacerse las uñas o a que le hagan un masajito.

Ya con el tiempo, te iré contando un poco más, por ahora, creo que esta pequeña intro es suficiente.

Tenes más preguntas? Escribilas en los comentarios!

Nos leemos!!

 

 

Deja un comentario