img_2124

Si estás pensando en ir a recorrer un poco alguno de estos lugares por primera vez y no tenes idea con qué te vas a encontrar, te dejo unos tips que te pueden resultar súper útiles y que no había visto en los foros de viajes.

ANTES DE VIAJAR

1- Bajate la app de Uber mientras estas en Argentina. Vas a poder crear la cuenta cuando te confirmen el número de teléfono con un mensaje de texto, así que, conviene hacerlo en casa. Por qué Uber? en Brasil se considera el medio de transporte más seguro en este momento, cuestión que en Salvador no es un dato menor. Claro que podrías moverte en colectivo, pero un Uber lo pedís en cualquier parte y mágicamente aparece uno, sin tener que esperar más de 5 minutos (al menos en los lugares turísticos). En cuanto a precio, es más caro que el colectivo, pero más barato de un taxi. Por ejemplo, en el momento que lo usamos para ir al Pelourinho (centro histórico) desde Barra (barrio donde me hospedé), el Uber estaba a 13 Reales y el colectivo 2.70. Otro precio de referencia que te puede servir, del aeropuerto a Barra, pagamos 43 Reales.

Para alojamientos, reservamos departamentos enteros por airbnb porque es lo que hacemos siempre. No sabría decirte si es lo más barato o no.

2- No lleves abrigo. Una camisa es un abrigo. Las temperaturas durante todo el año no bajan de 20° (no suben de 30°, no es genial?). Hay una época de lluvias en mayo y junio. Cuidado con eso.

3- Mete varias remeras en la valija. El clima es húmedo, por lo que si planeas lavar a mano o no tenes seca-ropas en tu alojamiento, una remera se puede tomar dos cómodos días en secarse, y eso si tenes un lugar ventilado para colgarla.

4- Para ver y reservar excursiones y transfer a Morro, te recomiendo https://cassiturismo.com.br/. Como dato extra, si no lo reservas desde acá y decidís hacerlo una vez en Bahía, hacé el pago completo apenas reservas o,  si señás, fijate que en el comprobante figure que podes abonar el mismo importe con cualquier medio de pago. De esta forma, te evitas un mal momento en la Central, el día del viaje.

Una vez allá

1- Cuidado con la duración del día! El sol sale alrededor de las 5.30 am y comienza a bajar alrededor de las 5 pm!. Para las 6.30 pm es noche cerrada. Si vas en julio, se acorta más todavía. No es un tema menor si planeabas levantarte a cualquier hora. Además, esto hace que el sol de las 10.30 de la mañana, es como para nosotros el sol de las 12 del mediodía. Tenelo en cuenta por el tema del protector solar.

img_1635

2- En la playa en Barra podes alquilar sombrilla y reposeras por 20 Reales el día y las bebidas que te quieras comprar van de 4 a 7 Reales. Sólo comí los famosos queijos, y estaban a 1 x 5 Reales o 3 x 10.

3- El súper y los bares. No noté tremenda diferencia de precios con Argentina en el súper, un poquito más caras algunas cosas. Cosmetología por ejemplo, es mucho más barato. Todo lo demás es más o menos parecido. (por las dudas que leas esto en cualquier otro momento el cambio ahora es 1 Real= 10 Pesos Argentinos). Con respecto a salir a comer, es más caro en el sentido que es mínima la chance que te sientes en algún lado y comas más o menos bien por menos de 50 Reales por persona*. Nada, no está la ensaladita o el sandwich más económico, todo tiene precios similares. En Morro da casi igual comer una pizza que sushi, por ejemplo. La relación de precios entre platos, no es la que estamos acostumbrados.

*me refiero a los precios en Barra, no puedo opinar de los otros barrios

img_2529 (1)

Recomendación especial

Cuando planeamos el viaje, pensamos sólo en Bahía, la idea era improvisar allá, y fue exactamente lo que hicimos. Ya de vuelta te digo que casi de casualidad nos dejamos convencer para ir a Morro y hubiera sido tremendo error no ir.

img_2163

La isla es realmente hermosa, tiene distintas playas y según la edad que tengas, y las intenciones de tu viaje, podes elegir entre la que tiene más movida y la más tranquila, con sólo un par de cientos de metros de diferencia. Hay opciones para todos.

La temperatura del agua es ideal y varía un poco de playa a playa, así como la intensidad del oleaje. En mi caso, que disfruto muchísimo apagar la cabeza haciendo la plancha, la playa 4 fue mi favorita.

Es tremendamente segura, podes dejar las cosas en la arena e irte a hacer nada (o a nadar, je!) al mar todo lo que quieras sin que tengas que estar con el corazón en la boca por tus pertenencias. Caminas por la isla hasta tarde en la noche y tampoco pasa nada. Esa es la característica que corona un lugar con cara de paraíso y que permite que el desenchufe sea total.

Fue realmente un viaje fabuloso y creo que vale mucho la pena, volvería a ir mil veces.

Si te quedaste con ganas de saber más, dejame tu pregunta en los comentarios.

Por el momento es todo. Nos leemos!

Mua!

 

 

 

 

Deja un comentario