Es común que cuando surge una nueva tendencia nos cause rechazo a primera vista, pero con el tiempo, luego de verla por todos lados, como que vamos sucumbiendo a sus encantos y de repente casi mágicamente aparecen en nuestro ropero.

53804e71fea40015d79321373e0ffbb5

Claro que ese «verlo por todos lados» suele ser ver un montón de fotos de distintas personas con cuerpos muy similares entre sí a las que CADA tendencia parece sentarles de manera fabulosa y  sumado a eso, la mayoría de las veces no sabemos ni a qué se dedican ni adónde van así vestidas. Entonces, al momento de usar nuestra nueva adquisición se complica entender cómo incorporarla en la vida real. Lo cierto es que algunas tendencias, simplemente no se van a poder adaptar a tu vida como para que valga la pena la inversión. En este post te cuento qué tener en cuenta para no gastar en tendencias que nunca usarás.

Bella Hadid after Maison Margiela

Filtros que superar antes de invertir en una tendencia

  1. Preguntate si realmente te gusta, nunca lleves algo a tu ropero porque «todo el mundo lo tiene». No necesito la bola mágica para saber que no los vas a usar más de dos veces
  2. Te combina con lo que ya tenes? A menos que seas la hermana secreta de las Jenner, lo ideal es sumar tendencias que sean fácilmente combinables con lo que ya hay en tu ropero. Si para incorporar la nueva pieza de tendencia, tenés que comprar no se cuántas prendas más, lamento decirte que no suena a buena inversión.
  3. Se adapta a tu vida? tacos fabulosos, chaquetas de lentejuelas, o  la última falda midi de cuero enamoran a cualquiera, pero, tenés dónde usarlas? (más de una vez?)
  4. Te queda bien? No te olvides que la gracia de pensar looks y de invertir en prendas, es que te sientas genial cuando las estas usando, y de tan genial que te sentis, sean tu medio para comunicar lo maravillosa que sos. Si una tendencia no te queda bien, porque te resulta incómoda, porque no se ajusta a tu silueta, o por lo que sea, descartala. Hay muchas tendencias por temporada, no te encapriches.

En conclusión, si la prenda ultra fashionista a la que le estas haciendo ojitos de corazón no pasa todos estos filtros, NO SUMES ESA PRENDA POR MÁS DE TENDENCIA QUE SEA. Acordate que no pasa absolutamente nada, los «must have» («debés tener») son una expresión, la realidad es que no existe nada en moda que «debas tener».  La moda es una sugerencia, a vos te tiene que gustar, y cada tendencia es digna de tu dinero sólo si la podés adaptar perfectamente a tu vida.

 

 

 

Deja un comentario